GESTIÓN DEL COLOR

Antes de comenzar a editar imágenes o a dar salida a nuestros archivos, es muy importante incorporar cierta Gestión del Color  en nuestro flujo de trabajo. Para ello, debemos calibrar nuestro monitor, eligiendo los ajustes adecuados para el color y descargando los perfiles de impresión necesarios.

MONITORES, MODOS DE COLOR Y CANALES

Una imagen de photoshop es un Mapa de Bits, es decir, un mapa de puntos en una cuadrícula rectangular. Cada punto representa un color o un tono diferente y se pueden editar si utilizamos un nivel de Zoom elevado.

El monitor de nuestro ordenador utiliza puntos de luz Roja Verde y Azul para que podamos ver las imágenes en color; Esto se denomina: Modo Color RGB ( colores rojo, verde y azul en Inglés). Estos colores combinado en su forma más pura, darían la luz blanca.

Si quisiéramos enviar un archivo de Photoshop a Impresión, debemos utilizar el Modo de Color CMYK ( colores Cyan, magenta, amarillo y negro en inglés).

Los colores pueden verse de forma diferente en distintos monitores, debido a variables como: la temperatura del monitor, la iluminación de la habitación y hasta el color de las paredes. También la traducción de la imagen digital a impresión puede ser un dolor de cabeza, debido a que no poseemos todas las tintas equivalentes. Por eso utilizaremos unas Técnicas de Gestión del Color para reducir al máximo la diferencia entre una imagen digital y su versión impresa.

 

 

Leave a Reply