Queridos amigos, seguramente nos hemos encontrado muchas veces en los sitios que visitamos, la famosa Ventana Emergente que nos informa acerca de la inminente y segura posibilidad de que se nos almacenen en nuestro navegador o dispositivo, Las Cookies. Pero ¿ qué son y para qué sirven ?

Las Cookies son pequeños archivos de texto que contienen datos y que son enviadas desde el Servidor donde está alojada la página que estamos visitando y recibidas por nuestro navegador o dispositivo.

El Objetivo principal de la Cookie es Identificar al Usuario que está navegando en la página en cuestión y de esta manera conocer su actividad y así poder ofrecerle los productos o servicios que él utiliza con más frecuencia. Luego, más adelante cuando el Usuario vuelva a visitar la página, El servidor pide la misma Cookie para configurar el sitio y así hacer la navegación más personalizada.

¿ Es peligroso aceptar las Cookies ?

Gran parte de los Usuarios de la red creen que las Cookies son peligrosas o que contiene Virus. En absoluto, como ya lo dijimos la finalidad de las cookies es simplemente almacenar los datos que el mismo usuario activa al navegar o al realizar ciertas actividades en la Red. Además ocupan muy poco espacio en el dispositivo.

Otra finalidad muy importante de las cookies, es mantenerte activo y conectado en la página, por ejemplo cuando inicias sesión o vas a crear alguna cuenta. Por esta razón no es conveniente desactivarlas.

También nos ayudan a entrar en la sesión sin necesidad de poner la contraseña y el Usuario, ya que esta información está guardada, claro, si tú lo autorizas.

Tipos de Cookies más comunes.

Las Cookies Propias son las que genera la página que estamos visitando. También existen las Cookies de terceros que son las que generan otras páginas, como por ejemplo cuando le damos a Compartir o al botón Me gusta de ciertas páginas o redes sociales. Estas Cookies son instaladas por empresas de publicidad para saber tus gustos o tus aficiones y así poder mandarte Publicidad al respecto.

También existen las Cookies Temporales o de sesión, que sólo están presentes mientras tengamos una Sesión abierta en el navegador. Al cerrar la Sesión éstas desaparecen.

Finalmente, están las Cookies Permanentes o Persistentes que sólo podemos borrrarlas de forma manual.

Lo bueno y lo malo de las Cookies

Todas las páginas web están obligadas a informar al usuario que se instalarán las Cookies en su equipo o su navegador. Sin embargo, podemos eliminarlas cuando queramos en la parte de Herramientas: Borrar datos de Navegación.

Una de las ventajas de las Cookies, es que teniéndolas instaladas, nos evitamos la molesta tarea de estar rellenando los interminables formularios de contacto o los nombres de usuario y contraseñas cuando iniciamos Sesión, ya que la Cookie lo facilita. También permiten navegar de forma más fluida por la Red, sobre todo cuando se requiera cargar Imágenes o archivos muy grandes. Si borramos los datos de navegación, se tendrán que volver a cargar estos archivos, generando molestas demoras.

Pienso que la mayor desventaja es que las grandes compañías de publicidad utilizan, a veces de forma abusiva, estos datos para enviarnos publicidad y adueñarse de nuestros datos personales. Por esto debemos, como consejo, eliminar de vez en cuando las cookies de nuestro navegador, aunque nos toque volver a colocar nuestro nombre de usuario y contraseña en los inicios de Sesión. Así nuestra Privacidad estará segura y nuestro navegador trabajará mucho mejor.

 

 

[page_visit_counter_md id=”460″]

Leave a Reply